En conmemoración de los 15 años de creación del Rotary E-Club of Latinoamérica, nuestro querido socio y Past Presidente Sergio Svalina, nos regala esta maravillosa remembranza de la historia de nuestro E-Club.
 
La Junta Directiva de Rotary International condujo dos proyectos piloto en el mundo, a fin de poner en prueba nuevas ideas, métodos o marcos organizativos para los clubes rotarios del futuro. Uno de estos proyectos fueron los E-Clubes, o ciberclubes, durante los años 2005 a 2010.
El proyecto de los e-Clubs se inició el 1 de Julio de 2004 y se concretó en el 2010, cuando el Consejo de Legislación de Rotary International decidió incorporar a este tipo de clubes definitivamente dentro de la legislación de RI.
 
El Rotary E-Club de Latinoamerica recibió su carta constitutiva el 27 de enero de 2005, como parte de este proyecto, siendo su sede la ciudad de Cancún, México, distrito 4200 (Hoy Distrito 4195).
Nuestro E-club fue el único de habla hispana del proyecto, con un total de 13 e-clubes esparcidos por el mundo. Así, cuando concluyó el proyecto y se aprobó la incorporación de los e-clubes como miembros permanentes de R.I. en el Consejo de Legislación de Rotary International de 2010, el e-club pasó a ser el decano de los e-clubes de habla hispana en el mundo.
 
Todos los conceptos fundamentales de Rotary International están presentes en las acciones de nuestro e-club, lo único que varía es el modo de comunicación, en donde los socios reciben la totalidad de la información que se produce durante la misma por medios electrónicos. Normalmente las reuniones semanales se organizan según un orden del día confeccionado por el Secretario del E-Club y aprobado por el Presidente. Este orden del día lo comunica el Secretario al MaCeRo para que modere la reunión.
 
En definitiva, los E-Clubes buscan poder ser un instrumento dinámico para que la gente interesada en Rotary pueda afiliarse a un club que no requiere "presencia física", y en el caso de rotarios que no pueden asistir físicamente a reuniones de clubes "de tierra", puedan asociarse a este tipo de clubes. La asistencia como visitante a una reunión de un e-club permite compensar inasistencia de rotarios en sus clubes.
 
Nuestro E-club es una demostración perfecta de la internacionalidad de Rotary. Tenemos 29 socios que tienen residencia en:  Cremona y Roma, Italia; Valencia, Bilbao, España; Apia, Samoa; Jalisco, Colima, Salina Cruz, Naucalpán, Pinotepa, Tapachula, Chetumal, Mexicali, Ciudad de México, México; Rio de Janeiro y Sao Paulo, Brasil; Buenos Aires, Argentina; Kent, Inglaterra; Santiago, Viña del Mar Chile;  Sogamoso, Cali, Colombia; Phoenix, USA, Oruro, Bolivia.
 
Además, tenemos corresponsales en varios países del mundo.
 
Nuestro club lleva adelante varios proyectos de servicio en la comunidad Mundial relacionados con bibliotecas para ciegos, potabilización de agua, ayuda a escuelas, donación de equipos médicos a hospital público de Bahia Blanca, Argentina, y ha estado presente con asistencia con donaciones en especie y donaciones en dinero ante los desastres del terremoto en Haiti, inundaciones en México, terremoto en Samoa y el último tsunami en Japón, Escritorio Modelo y Panadería en Brasil, Manos de Esperanza (prótesis de mano gratuitas) para México, y muchas otras actividades en diferentes países en las que nuestros socios participan activamente representándonos siempre magníficamente. El club participa activamente en el programa RITE de LFR, en el programa de donaciones EREY, y va camino a convertirse en un club 100% Paul Harris.
 
Felices 15 años a todos nuestros socios y colaboradores que han hecho posibles tantos proyectos exitosos alrededor del mundo, viviendo la Magia de Rotary y haciendo de la amistad la mejor ocasión de servicio. Con determinación, convicción y compromiso seguiremos adelante .... 
 
Rotary conecta al Mundo !!
 

Recuerdos de la 100th Rotary International Convention de Birminghan Junio 2009, en la cual nuestro E-Club contó con un stand y con la participación de algunos de sus distinguidos socios fundadores, entre ellos Ernesto Newman y Marco Kappenberger.