Agradezco la oportunidad para compartir con ustedes uno de los temas más importantes en el presente y futuro de Rotary, tema que para efectos prácticos lo dividiré en tres capítulos: aspectos generales y antecedentes, evaluación y selección de socios Por lo que iniciaremos dejando claro que hemos confundido parcialmente el ser y razón de ser de Rotary.

En los primeros cincuenta años de vida de nuestra organización fuimos reconocidos como una organización de “prestigio” y posteriormente como una organización de” servicio” ya que nuestras obras por todo el mundo cada día fueron mas importantes y trascendentes, esto confundió a los Rotarios que ingresaron de los años setenta hacia acá, ya que desde entonces lo importante era ser cada día mas socios para “tener más manos para” servir”, llegándose a pensar que el ideal de Rotary podría  ser que casi todas las personas de una comunidad fueran Rotarias, por eso se abrieron las clasificaciones (activo, veterano activo, de servicio anterior, etc), no debería una sola persona tener la exclusividad de su actividad profesional dentro del club. Sin embargo, en los primeros años de Rotary la organización creció sola sin campañas para crecer, solo con visitas de Rotarios a ciudades y poblaciones que podrían tener un club, siguiendo “AL PIE DE LA LETRA” un sistema establecido desde entonces para formar nuevos clubes. Las personas mas importantes de las comunidades querían pertenecer a esa organización de prestigio conformada por hombres importantes en todo el mundo.

¿Por qué he querido iniciar hablando del pasado?, sencillamente porque Rotary International es una organización que en los últimos años ha llegado a sus niveles mas altos en todos sentidos (obras globales, reconocimiento Universal, sólida administración, una Fundación Rotaria capaz de llegar a cualquier parte del mundo en forma eficiente, respeto de gobiernos e instituciones mundiales, etc); sin embargo el número y calidad de socios ha decrecido, existen muchas organizaciones de servicio en todos los países que compiten con Rotary en el reclutamiento de miembros y aunque somos una poderosa organización de servicio, LOS HOMBRES Y MUJERES IMPORTANTES en las comunidades prefieren organizaciones de prestigio para pertenecer a ellas, y si desean ingresar a una organización de servicio prefieren una que no tenga reglas, es decir, que cuando puedan irán y cuando deseen cooperar lo harán, pero saben que si ingresan a una organización de prestigio existirán muchas reglas, las cuales respetarán porque les conviene pertenecer.

El Presidente de la Cruz Roja de Macao es Rotario y le preguntó a un miembro de la Cruz Roja que también es Rotario, pero que poco asiste al club, que ¿Por qué asistía a la Cruz Roja y no al Club Rotario? Y respondió:” porque siento que aquí hago mas falta”. En conclusión, Rotary debe ser “una organización de prestigio dedicada al servicio” recordando que nuestro servicio está dividido en 4 áreas (Avenidas) todas importantes y que deben de ejercitarse al mismo tiempo y con la misma intensidad para lograr el equilibrio y la armonía.

Si queremos aspirar a tener un futuro como lo ha sido nuestro pasado necesitamos que devuelvan su carta constitutiva los clubes que no representan a una de las organizaciones de servicio mas prestigiosas del mundo, clubes con menos de 10 socios. Necesitamos crecer a base de personas de alta calidad moral y buena fama pública, influyentes (en el sentido de la palabra), que sean líderes naturales en su comunidad, en general seguir la definición de Rotario que hacen nuestros documentos legales:” una persona adulta que observe buena conducta y goce de sana reputación en su negocio o profesión Y además sea, propietario,…tenga un puesto importante,…o sea jubilado..” entonces creceremos sanamente, sin necesidad de” campañas”, pero esto sucederá cuando cada club en el mundo no tenga menos de 25 socios y los Rotarios comprendamos el alto honor y la responsabilidad que significa proponer un nuevos socio al Club.

Todo esto hace que la “evaluación y selección de posibles socios” sea de una importancia capital para el futuro de nuestra organización, por lo que primeramente necesitamos seguir los diferentes pasos que nos marca el Reglamento sugerido para los Clubes Rotarios (Artículo X1): 1- pasarle la tarjeta de propuesta debidamente llena al Secretario del Club y que este comprenda la importancia de tramitar lo más pronto posible la propuesta presentándola a la Junta Directiva,2.- que el Comité de Clasificaciones realmente cumpla  con su labor de analizar la ocupación del posible socio y 3.- que exista un Comité de Socios que la persona se ajusta a los requisitos que exigen nuestras leyes, que ya apunté anteriormente. Todo ello requiere que el Club tenga una Junta Directiva bien conformada que se reúna regularmente CON SERIEDAD Y RESPONSABILIDAD, que no confundan el Comité de Socios con el Comité de Aumento de Número de Socios, que dentro del club tengan un Manual de Procedimiento para seguir las reglas que han mantenido a exitosos Clubes por todo el mundo, y sobretodo que los socios comprendan que Rotary no es un juego o pasatiempo y que hay que respetar y cumplir nuestras leyes. PARA UN CLUB ENFERMO LA ÚNICA MEDICINA ES SEGUIR AL PIE DE LA LETRA LOS ESTATUTOS Y REGLAMENTOS. La calidad no está reñida con la cantidad existen miles, millones de personas de prestigio y calidad moral en el mundo que no son rotarias y que en muchas ocasiones no desean ingresar a clubes con baja calidad de socios, problemas internos y pocas expectativas de servicio ¿Qué hacer?, proponer a nuestros clubes grupos de socios de calidad (no menos de 5) y varias veces al año, si no pueden hacerlo, no le sigan haciendo un mal a esta organización que les abrió los brazos algún día y les ha dado innumerables satisfacciones. “solo creciendo con calidad y cantidad el futuro de Rotary estará asegurado”

José Alfredo Sepúlveda

Exdirector de RI.

Rotary Club Pachuca.Sur.

México