Cuando estamos por iniciar un nuevo año y efectuamos una evaluación sobre un tema tan  trascendente por sí sólo la importancia que el mismo tiene por carecerse de los miembros suficientes para elaborar servicio con trascendencia en las comunidades, y a su vez nos damos cuenta cuán lejos estamos de tener un crecimiento efectivo y permanente y que se traduce en todo el distrito.

Debemos abocarnos a una acción profunda y eficiente, haciendo uso de las herramientas que nos ha brindado Rotary desde sus inicios, sus bases estructurales, buscando gente que en su trabajo o profesión se le mire con empatía, cordialidad , servicio y respeto hacia los demás que consideramos parte de una ética que deberá estar acompañada por la solidaridad,la buena fe, equidad,  escuchando y respetando la palabra ajena, que de las conversaciones que se tenga con el postulado son facetas todas ellas que conforman la ética, de la persona a proponer.
 
 Asimismo, además de lo antedicho, la persona debe ser de servicio en general. Ya hemos hablado en varias ocasiones sobre el tema, pero su importancia es tal en la proyección de Rotary en las comunidades, que debemos seguir insistiendo.
Ante todo, lo que debe hacer la nueva Comisión Directiva de un Club, es al asumir que el Comité de Desarrollo Social ponga al día la lista de clasificaciones, o haga una nueva mediante la guía telefónica u otro medio que siempre existe, o si no que se ordene y por calles se vaya haciendo, que en pocos días se encuentra confesionada. 

Una vez logrado ésta, se abran clasificaciones, comenzando por las que no tiene el club. que son muchas, ya que cualquier comunidad tiene doscientas clasificaciones, si se tendrá cómo elegir, que hay que motivar en cada socio se preocupe, cumpla con el compromiso al asumir como socio. La apertura debe realizarse por cuatro o cinco por vez por un plazo determinado, corto, para luego hacer otra apertura. El socio busque, haga un estudio personal del mismo, lo presente al Presidente del club y éste al Comité de Desarrollo Social para su estudio a su vez, para luego llevar a cabo una entrevista personal con el propuesto acompañado del futuro padrino, se explique exhaustivamente lo que se está buscando, explicando el objetivo de Rotary y en este caso el servicio profesional que es el centro de nuestra Institución. Pienso que trabajando exhaustivamente con la lista de clasificaciones los clubes aumentan la membresía, sin la comodidad de manifestar que nadie quiere ingresar. 

Si esto sucede, hay que estudiar cuáles son las falencias del club, que no llega a la comunidad. Todo club tiene que tener una dinámica motivadora dentro de la sociedad, las relaciones públicas mediante distintas obras, que pueden ser culturales con una buena difusión con el objetivo que se persigue, inversión del dinero resultante en cosas concretas que sean de importancia social comunitaria. No olvidemos que existen cuatro Avenidas de Servicio, que se pueden hacer charlas generales o Conferencias sobre temas de importancia actuales, y con ello la promoción suficiente; la demostración que Rotary se preocupa en los distintos problemas planteados. Es decir, tenemos que pensar y actuar en forma independiente, tomar determinados espacios que los gobiernos han abrazado en su totalidad, pero que tienen algún espacio libre para su realización que deben tomar las Instituciones de Servicio.
 
Hoy en día por ejemplo que nuestro País está viviendo una fractura social inmensa, debe pensarse en algo en relaciones profesionales, que justamente es nuestro objetivo el unir a las gentes, mediante la solidaridad, equidad, buena fe, incluso la realización de Seminarios con varios clubes con promoción, con buenos oradores y que sea interactuado. Creemos hay mucho para hacer en este sentido, y que todo el País lo realiza por zonas, con presencia de Gobernadores de Distrito y una promoción en todas las localidades que intervienen.
 
 La calidad del ingreso del nuevo rotario es fundamental, por su educación, su imagen en la comunidad a través de la ocupación que realice, al buen padre de familia que tiene que ser, su conducta familiar y social en que la equidad, la solidaridad, la buena fe, el entendimiento y respeto que por la acción que desarrolla se lo ha ganado en la misma. Creemos son las facetas que debemos estudiar en forma adecuada ante la proposición de un nuevo socio, ya que todo ello, más alguna otra, es la imagen que vamos a tener en nuestras comunidades, que son las que tenemos que brindar nuestro servicio e incentivarlas que se acerquen para ayudar mediante ideas y trabajo en ocasiones propicias para la concresión de los mismos.
 
                                  EGD Rabindranath Calleros Tejera