OBJETIVO DE ROTARY: ESTIMULAR Y FOMENTAR EL IDEAL DE SERVICIO.

 Este enunciado requiere un breve comentario. ESTIMULAR Y FOMENTAR EL IDEAL DE SERVICIO, significa que ROTARY tiende a formar una conciencia social bien definida, no solo entre sus miembros, sino en todos los medios a que pueda llegar su influencia, merced a su organización, que se ha caracterizado como un corte transversal de la sociedad, y que le permite establecer contactos directos con todas las actividades del medio social.

¿Que entendemos por IDEAL DE SERVICIO? El lema rotario: DAR DE SI ANTES DE PENSAR EN SI, expresa con claridad la filosofía rotaria "que reconcilia el constante conflicto entre el deseo de beneficiarse uno mismo y el deber y consecuente impulso de servir a los demás".

Enseguida el Objetivo nos dice que el IDEAL DE SERVICIO debe ser la base de toda empresa digna: cuando se nos habla de empresa, no se ha tomado esta palabra en sentido restringido de una organización de carácter económico o financiero, sino en el más amplio significado que abarca todas las actividades humanas, todo trabajo que emprendan las personas; así, se aplica tanto a la labor que realiza el que dirige una industria o establecimiento, como la de toda persona, que con su trabajo coopera al progreso de la sociedad en todos sus ámbitos.

El trabajo humano, cualquiera que sea su órbita en que se desarrolle y su importancia relativa dentro de la sociedad, es para los rotarios una empresa digna, que requiere y merece toda su atención, y que debe tener como fundamento el ideal de servicio, que cada miembro de un club rotario debe estimular y fomentar.

El Objetivo de ROTARY también nos dice que se debe estimular el aprecio de toda ocupación digna, es decir, ningún rotario debe subestimar ninguna especie de trabajo, por modesto que sea: que toda persona que trabaja merece de los rotarios la misma consideración, el mismo respeto mínimo, y que debe atribuir a toda norma de trabajo su justo valor.  De esta forma el rotario debe interpretar el aprecio a toda ocupación útil.

Como venimos sosteniendo que la labor de ROTARY no solo debe circunscribirse a sus miembros, sino extenderse a toda la sociedad, se debe procurar que toda persona sienta y exteriorice su apreciación por toda ocupación útil y sepa valorar en su justa medida el esfuerzo de cada cual.  Y este aprecio debe expresarse tanto por la ocupación propia como la ajena, lo que nos lleva a analizar la última frase del Objetivo: la dignificación de la ocupación propia en servicio a la sociedad.

Dignificar la ocupación propia significa ejercerla con un alto sentido de la solidaridad humana y de la responsabilidad profesional y social, que concite el respeto de los demás.   El que tenga desarrollado en su espíritu el concepto de la dignificación de su propio trabajo sabrá apreciar y respetar y en general, medir con la misma vara, el trabajo de los demás.

Por eso, la acción de ROTARY y de sus miembros no consiste solamente en aplicar estas sencillas normas éticas a su propia conducta, sino en difundirlas en todos los medios, entre todo el mundo del trabajo, para que se transforme en una actitud generalizada, que permita un fácil entendimiento y sea una palanca poderosa que remueva las dificultades entre ellos.  La realización de nuestro ideal requiere que todo el que desempeña una labor útil, sienta que su trabajo es apreciado por los demás, y que por su parte se sienta comprometido a dignificar su propia ocupación.

Tal vez sea conveniente, para la mejor coordinación de nuestras ideas, hacer algunas consideraciones sobre el trabajo en sí, y recordar desde luego que ya estamos lejos de considerarlo como una maldición que pesa sobre el hombre.  Cierto es que el trabajo es una imposición de la propia naturaleza del hombre, mediante su esfuerzo, el hombre obtiene los medios necesarios para la satisfacción de sus necesidades vitales y para asegurar su bienestar y el de su familia, siempre y cuando, sus emolumentos sean justos.

La Declaración de los Derechos Humanos, establece que el trabajo es a la vez un derecho y un deber para el hombre.  Ahora bien, si el trabajo es un derecho para el hombre, la sociedad está obligada a procurárselo, y si es un deber, tiene la facultad de exigírselo.  Pero las personas trabajan para satisfacer sus necesidades, y esta consideración nos lleva al problema de la justa remuneración, que permita la satisfacción de las exigencias vitales del trabajador.   Junto a este aspecto, está otro no menos importante, que es el de la seguridad social, es decir, un régimen que asegure los medios de subsistencia al trabajador y su familia en los casos de vejez, enfermedad, orfandad, etc.

Si bien los problemas que constituyen la cuestión social tienen muchas derivaciones, estos dos puntos fundamentales, justa remuneración y seguridad social -, son, a nuestro juicio, los actores esenciales que hay que considerar cuando se habla de paz social.

Para racionalizar la labor de ROTARY en este sentido, se han agrupado estos problemas en una de sus Avenidas de Servicio: SERVICIO PROFESIONAL, que tiene como finalidad promover la práctica de elevadas normas de ética, reconocer el valor y el mérito de todas las ocupaciones dignas, cumplir con el Código de Conducta de ROTARY y promover la difusión de la Prueba Cuádruple, para que exista coherencia entre lo que se piensa, se dice y se hace.  Se ha señalado por destacados rotarios que esta Avenida impone una labor a la que el rotario debe dedicar todo su tiempo, porque debe desarrollarse precisamente en el ámbito del trabajo o actividad particular de cada uno.  De ahí que un Presidente de ROTARY INTERNATIONAL, en su lema anual nos aconsejara "PONER A TRABAJAR A ROTARY, DONDE NOSOTROS TRABAJAMOS".

Es conveniente recordar e insistir que el propósito de todo club rotario es alcanzar el Objetivo de ROTARY, dentro de sus cinco Avenidas de Servicio, las cuales, se le consideran dentro de los Principios Rectores de ROTARY.

Hemos tratado de demostrar, a través de este trabajo, la idea matriz que lo inspira, esto es, que la doctrina rotaria contiene, en su esencia, bases suficientes para contribuir en forma efectiva y útil a la paz social.  Corresponde a los rotarios comprobar la efectividad de esta afirmación con su acción frente a la comunidad, demostrar con su conducta la eficacia de este instrumento y la pureza y sinceridad de nuestros propósitos.

EGD FERNANDO AMENGUAL DEL CAMPO

DIRECTOR HOJANOTICIAS RC SAN BERNARDO-CHILE