Emilse Anabella Palacios comenzó su relación con Rotary como estudiante de intercambio y después como miembro de un Group Study Exchange. Más tarde como Rotary Peace Fellow, comenzó a perfeccionar las habilidades de liderazgo que se convertirían en una parte permanente de su vida. En el último día de 2018, se unió a otras 89 mujeres a bordo de un buque de investigación a la Antártida como parte de la más grande expedición femenina a ese continente. El objetivo del grupo es aumentar la influencia y el impacto de las mujeres en las decisiones que dan forma a nuestro planeta.